Cómo la conducta adaptativa juega un papel fundamental en el síndrome de Down